La cisterna empotrada, una solución para cualquier cuarto de baño

La cisterna empotrada y el inodoro suspendido, son esos productos que parecen estar rodeados de un halo de misterio. Seguro que tienes un montón de preguntas en la cabeza sobre ellos ¿se pueden instalar en cualquier cuarto de baño?¿qué pasa si se estropea?¿puede con cualquier peso que le pongamos?¿tendré que pedir una ampliación de la hipoteca? Venga, vamos a eliminar el misticismo e intentar resolver todas las dudas que puedan haber al respecto.

¿Podemos instalarlas en cualquier cuarto de baño?

La materia no se crea ni se destruye, y siento deciros que el espacio tampoco, por lo que hay una serie de requisitos mínimos que debemos cumplir. Hay múltiples soluciones que se adaptan a casi cualquier espacio, ahora vamos con los peros y las necesidades. Podemos conseguir integrar estos sistemas en nuestros hogares con independencia de la estructura o dimensiones que tenga la misma, siempre que contemos con un mínimo de 9 cm de espesor en la pared (que es el ancho mínimo de un bastidor). Esto es porque actualmente existen soluciones para paredes de cartón-yeso y de obra, independientemente de la altura de éstas o si necesitamos que nuestro inodoro esté situado bajo una ventana o en un espacio abuhardillado.

Entonces, ¿Cuáles son los requisitos que tengo que cumplir?

  1. Tener una pared (obvio)
  2.  Disponer de una toma al suministro de agua.
  3.  Contar con un desagüe que disponga de conexión a una bajante para evacuación de aguas residuales.
  4.  Tener un espacio mínimo para su colocación de 9 cm de espesor (para un inodoro a suelo) o de 12 cm (para uno suspendido) por unos 50-60 cm de ancho

¿Qué pasa si se estropea la cisterna empotrada?

Este tipo de cisternas tienen un mantenimiento muy inferior a las cisternas tradicionales, pero para repararlas, puedes estar tranquilo, no tienes que abrir la pared. Su diseño está pensado para que puedas acceder a ellas y a los mecanismos interiores sin necesidad de iniciar una obra. Podemos acceder al interior a través de un gesto tan sencillo como retirar el pulsador. En la tapa encontraremos instrucciones precisas y las piezas están marcadas para facilitarnos su manejo al máximo y que no acabemos tocando cosas que no debamos.

¿Hay un peso máximo que pueda soportar?

Aunque nos pueda parecer increíble, los inodoros suspendidos están testados para poder soportar cargas de aproximadamente 400 kg. Esto se consigue gracias a los bastidores que se fijan en el interior de la pared (como el que aparece en el vídeo, por ejemplo)

¿Tendré que pedir una ampliación de la hipoteca?

Esta es la pregunta más enrevesada de todas las que hemos respondido. Obviamente para determinar el coste hay que conocer las peculiaridades del espacio, pero no se trata de un producto de lujo o con un gran coste. El coste medio no es muy superior al que podríamos tener con un inodoro clásico que contase con unas prestaciones similares. Si quieres una estimación objetiva puedes consultarnos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto https://fycal.com/contacto/

¿Cuáles son las ventajas entonces?

  1. Ganamos amplitud y conseguimos un diseño moderno.
  2. Conseguimos un baño más higiénico y más accesible a la hora de limpiarlo, sobre todo si combinamos cisterna empotrada con inodoro suspendido.
  3. Aunque no lo hemos mencionado aun, estos sistemas mejorar muchísimo el confort acústico ya que el tanque se llena de modo mucho más silencioso.
  4. Reducimos el consumo de agua, gracias a los sistemas de doble descarga.

 

Espero haber arrojado un poquito de luz sobre este mundo de las cisternas empotradas e inodoros suspendidos. Si os habéis quedado con dudas, podéis poneros en contacto con nosotros través de nuestro formulario de contacto o redes sociales https://www.facebook.com/fycalcom/.